15
Sep

Protección de datos personales en un conflicto

Se estudia si el traslado de información intima de una empleada al sindicato vulneró la Ley de Protección de Datos.El conflicto surgió cuando una empleada solicitó un cambio de centro de trabajo porque sus padres estaban teniendo problemas que originaron una situación de violencia doméstica. La empresa le ofreció distintas alternativas, que la trabajadora rechazó. Dado que esta profesional no era la víctima de violencia doméstica y la compañía no podía hacer más, se desestimó su solicitud.

La empleada entonces comunicó su situación a la Confederación General de Trabajadores (CGT), que a su vez informó sobre estos acontecimientos por carta al presidente de la compañía, a la directora de recursos humanos y al director de relaciones laborales, amenazando con emprender acciones legales si no se adoptaban las medidas que se solicitaban. Éste último contestó al remitente y dio traslado a las demás secciones sindicales de la organización. Ante esto, la CGT entendió vulnerada la confidencialidad del asunto y denunció la situación ante la Agencia Española de Protección de Datos (APD), que sancionó por ello a la empresa.

El tribunal que resolvió finalmente el recurso, entiende en su sentencia que nunca hubo vulneración de la confidencialidad por ser CGT quien, a través de su carta a los responsables de la empresa, transformó el asunto en una situación de naturaleza laboral y quebró la confidencialidad que había seguido el proceso. En efecto, el tribunal entiende que mandó la carta sin autorización expresa de la trabajadora y por lo tanto hizo pública la cuestión.

El director de relaciones laborales, en cumplimiento del deber de información del artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores (ET), informó a las secciones sindicales.

La cuestión, antes de llegar a la Audiencia Nacional, había quedado resuelta por la APD, que señaló que de haberse transmitido los hechos al comité de empresa y no a las secciones sindicales, no se habría vulnerado la Ley.

La Audiencia Nacional, sin embargo, atendió el argumento de la empresa según el cual las comunicaciones del artículo 64 del ET se efectúan a las secciones sindicales y no al comité de empresa, puesto que es lo mismo, siendo éstas integrantes de éste último. A su vez, se acreditó que era la forma habitual de actuar. Por todo ello, se concluyó dando la razón a la compañía y retirando la sanción que le había sido impuesta.

Si quieres leer la sentencia completa, lo puedes hacer en el siguiente enlace:  http://www.expansionyempleo.com/estaticos/pdf/sentencias/Sentencia_110910.pdf

En Sevilla, tiene una empresa de Recursos Humanos, Gallardo&Parnters, dispuesta a asesorle en esta materia.

Did you like this? Share it:

Escribir respuesta

*